Archivo del blog

domingo, marzo 11, 2018

SSHINDA

Gumersindo España Olivares, Sshinda - Foto: JS

MI HOMENAJE A SSHINDA

Recordando aquel día que lo conocí en Sopetrán. Con gran cariño.
A SSHINDA

Recuerdo tu mirada observadora
buscabas en lo viejo la belleza;
divisabas lo nuevo con presteza
como un niño que acecha lo que ignora.
Espectador de un mundo sin demora
que expresa con ternura su agudeza
y a la vez hace honor a su nobleza
buscando perfección en lo que añora.
Nuestro encuentro no tuvo ningún pero
intercambiamos magia de juguetes
en abrazo de dama y caballero.
Palabra y cachivache en caballete
cual esquema tratado con esmero
que describe el color que nos compete.

®Julie Sopetrán


Sshinda, fue juguetero, su vida, la dedicó a la artesanía del juguete tradicional de su terruño: Guanajuato, México.  Ha muerto hace poco, pero nos ha dejado su obra, su creatividad, su forma de ser y de sentir plasmado en cada una de sus creaciones. Lo conocí en Sopetrán él vino como invitado al Cuenta Cuentos de Guadalajara, España. Me lo presentó mi amigo el profesor de la Universidad de Guanajuato, Gabriel Medrano de Luna. Vinieron a visitarme a casa y tuve el gran placer de hablar con él, de experimentar su sencillez y su sabiduría de la vida. Estaba por entonces en casa, la estudiante Graciela Gutiérrez Cervantes, también de la Universidad de Guanajuano, ella conocía a Ssininda desde hacía tiempo y con ella y su profesor el Dr. Gabriel Medrano, recorrimos algunos pueblos de La Campiña alcarreña, que les mostré con mucho cariño. Luego comimos en casa y hablamos de muchas cosas, costumbres, historias, cuentos, supersticiones, recetas de salud a través de las plantas, etc.. Durante el día que pasamos juntos, fue para mí, tan intenso que aún puedo recordar sus palabras, describiéndome su "Taller La Puerta Vieja", como si fuera un cofre portador del arte popular de México. Su generosidad, sus lecciones, quedaron vivas en mi recuerdo. Recuerdo de un hombre y de un artista inolvidable como fue el Maestro Sshinda. 

Esta foto, está tomada del libro SSHINDA - El Mágico mundo de un juguetero Tradicional de Guanajuato. Del Profesor Gabriel Medrano de Luna. En la foto, vemos a Sshinda, trabajando en su taller.

Sshinda era el mayor de nueve hermanos y no se sabe de dónde llegó su apellido, pues tal y como lo transcribe el Profesor Medrano de Luna en su libro... decía: "Entonces, como nosotros no nos apellidamos España, tuvimos que preguntarle a mi abuelo ¿por qué España?, ¿por qué te apellidas España? Y dice: Cuando el mundo se inventó/ yo vine a formar la luna,/ y sin vanidad ninguna,/ yo soy como Dios me crió,/ yo no tuve padre ni madre,/ sólo sé que soy hijo del amor."
Sshinda, era un hombre muy generoso, adoraba los niños, y les regalaba juguetes que no fueran muy grandes. Él vivía con su familia en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, un lugar muy conocido no sólo  por la juguetería tradicional, pero también por las hierbas y la brujería, pues se cuentan muchas historias e historietas que allí pasaron a este respecto. Y nadie mejor que Sshinda conocía estos secretos de las curaciones con las plantas que le rodeaban a la vez que nos contaba muchas leyendas. En este lugar habitaban, según nos cuenta Gabriel Medrano, los indios chichimecas y más tarde los otomíes.

En nuestro recorrido por La Campiña alcarreña, paramos en el Castillo de Torija, en la foto el Dr. Gabriel Medrano de Luna, Julie Sopetrán, Sshinda y Pilar Ayala.

A Sshinda le ayudaba mucho su esposa a elaborar sus juguetes, ella también los vendía y siempre estaban rodeados de niños.


SShinda con su esposa

Es hermoso conocer artesanos como Sshinda, gente del pueblo dedicados a lo que les hace felices, en este caso hacer juguetes, complacer a los niños y crear, siempre crear y tener activa la imaginación, poner en práctica la creatividad y dejar como herencia esta riqueza a los hijos, a los nietos, a la familia. Unos van heredando a otros y todos forman ese conjunto que es el Arte de un pueblo.  Desgraciadamente esto ya no existe en España. Ha sido un verdadero honor para mi haber conocido a Sshinda, como también a Graciela, al Profesor Gabriel... Todos ellos han enriquecido de alguna manera mi vida. Su visita a Sopetrán fue algo muy especial que agradezco hoy, recordando ya el ayer. 
También agradezco al Profesor Gabriel Medrano, su libro relacionado con la obra y vida de Shinda, de donde he sacado fotos e información de su vida. Y sobre todo presto especial atención a sus juguetes... que llevan impresa su alma, su grandeza.


Juguetes creación de Sshinda


Recomiendo igualmente la lectura de este libro, editado por la Universidad de Guanajuato. 
Sshinda - El Mágico mundo de un juguetero tradicional de Guanajuato. De el Profesor Dr. Gabriel Medrano de Luna. Y para mis lectores. Adjunto el pdf para que puedaqn conocer a Sshinda y lo puedan leer en Magias de México.  Mi felicitación y mi cariño para todos, pero especialmente para la familia de Sshinda a quien acompaño en el sentimiento por esa ausencia de nuestro Maestro Artesano. Que en Paz Descanse.



Portada del libro de Sshinda

Fotos: Excepto la primera foto, las demás están sacadas del libro Sshinda, del Dr. Gabriel                            Medrano de Luna. 

Texto: Julie Sopetrán



12 comentarios:

  1. Precioso relato que enaltece a Julie por ese amor y reconocimiento de la capacidad creadora y larga vida en este caso, de este creador de juguetes mexicanos, un artista. La única diferencia entre un artesano y un artista, es que el segundo hace una pieza unica e irrepetible y el artesano logra repetir esa pieza única cuantas veces sea necesario. SShinda no necesita alabos, sus obras hablan por sí mismas, es un artista desde ayer hoy y siempre.Nos queda su obra y el don de estimular a otros con su ejemplo. Mi sentido pésame a du fam. y a todos, por la partida este artista que cumplió su misión en la tierra.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Leticia, te hubiera encantado conocer a Sshinda, sé cómo aprecias las artesanías de tu país y me agrada mucho que pases por aquí. Aprecio de veras tu comentario. Recibe mi abrazo cariñoso y mi agradecimiento con un fuerte abrazo. Gracias por tu lectura.

    ResponderEliminar
  3. Interesante esta persona. Una vez más gracias por compartir estas ineresantes y maravillosaspersonas. Dios le tendrá en un buen puesto.
    Besos
    May

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias May. Agradezco tu lectura y tu visita. Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mí también me ha gustado leer la historia de este artesano del juguete... Esta industria ha ido a menos en España, creo que por el abaratamiento que los chinos han introducido aquí y en otros países, no solo en este sector, sino en todos. Los antiguos "bazares" y tiendas de regalo especializadas han ido a menos, desde que se han impuesto con sus precios supereconómicos y aunque los maeriales sabemos todos que son peores, se han "comido" al pequeño y gran comerciante. Gracias Julie, por todos tus envíos...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Carmen, agradezco tu lectura. En España no tenemos jugueteros como Sshinda, y tienes razón en lo que dices que las tiendas de chinos han destruído las artesanías para los niños. En los mercadillos aún queda algún artesano que ofrece creaciones hechas en madera, pero son muy pocos.
    Muchas gracias por comentar y por tu lectura. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. mi estimado!!!! han pasado años, de años, y recuerdo que nos escribiamos siempre, no se que fue de tu vida, pero si veo al gran escritor! maravilloso trabajo! muchas gracias!
    un abrazo enorme
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar por si quieres pasar- no me gustan los espacios cerrados!♥

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Lidia, si, hace tanto tiempo que nos seguíamos, y no, no te olvido. Pasaré por tu blog de nuevo. Y han pasado años, pero el cariño y la amistad no pasa nunca. Mi abrazo grande en este reencuentro. Besos.

    ResponderEliminar
  9. amigo un abrazo enorme te saludo, que bueno, que bueno eres escribiendo!♥
    lidia-la escriba(te sigo)

    ResponderEliminar
  10. Gracias Lidia, agradezco tu visita y lectura. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. bellas profundas, amables, sinuosas, letras, que crean en la imaginación de todos, algo diferente siempre!
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar te invito a seguirme!

    ResponderEliminar
  12. paso, para agradecer, el comentario...y disculpar mi estupidez , al no saber que eres mujer!
    un abrazo enooorme!
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar te invito a seguir!

    ResponderEliminar

No te vayas sin decir lo que piensas. Muchas Gracias!