Archivo del blog

Mostrando entradas con la etiqueta México. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta México. Mostrar todas las entradas

lunes, marzo 21, 2016

LAS CIUDADES COLONIALES DE MÉXICO (III)


LAS CIUDADES COLONIALES DE MÉXICO (III)

Texto: Julie Sopetrán
Fotos:  Julie Sopetrán y Oficina de Turismo de México 


Catedral de Tepic

TEPIC

Capital del Estado de Nayarit, Tepic tiene más de medio millón de habitantes. Su nombre significa "lugar entre cerros" y también "lugar entre piedras" Ya que Tepic es una palabra que procede del náhuatl tetl que significa piedra. Aunque también hay versiones que dicen que quiere decir "tierra de maíz".  Se encuentra situada en el valle de Matatipac. 

Nayarit

Este lugar, curiosamente, primero se llamó Santiago de Compostela y más tarde, Tepic.  Su Catedral de la Purísima, su Cruz del siglo XVII, su Plaza, cargada de árboles, sus calles, sus paseos, sus gentes,  sus museos, como la Casa Museo Amado Nervo, el Museo de Ciencias e Innovación, el de Antropología e Historia, etc. dan un carácter señorial a este lugar mexicano que un día se llamó la nueva Galicia.  

Vista aérea de la Riviera Nayarit

Tepic fue fundada por el que Bartolomé de las Casas llamó "tirano" conquistador, de no muy buena reputación y enemigo de Hernán Cortés, Nuño Beltrán de Guzmán, en 1544. Tepic es la más desconocida de todas las ciudades coloniales. Debemos destacar el Puerto de San Blas con sus hermosos canales. La Bahía de Matanchén, el Rincón de Guayabitos, Santa María del Oro, Santiago Excuintla, Ixtlán del Río, con sus famosas ruinas arqueológicas...  Nayarit es un estado nuevo, vecino de Jalisco, pleno de vegetación y exhuberancia, son famosas sus playas por sus aguas clarísimas que ofrecen una armoniosa estancia al turista.


La famosa Playa Escondida situada en las Islas Marietas

También es muy atractivo para los amantes de la pesca, el golf, la natación y los deportes náuticos; es una parte muy privilegiada de México y también muy desconocida en España.  Entre los lugares más asombrosos, Tepic cuenta en su zona sureste con sus islas Marietas, únicas y protegidas por la UNESCO.





LORETO

Nos adentramos en el llamado Mar de Cortés, en la península de la Baja California. Son
2.230 kilómetros de costa,  la más grande de México. Antes de llegar los españoles a este lugar se le llamaba Conchó, que significa mangle colorado, palabra indígena de las tribus pericúe, monguis, guaycuras y cochimíes.  Se le llama Loreto, porque los padres Jesuitas llevaron a la Virgen de Loreto. 

Baja California Sur

Mas tarde llegaron los Franciscanos y posteriormente,  llegó a Loreto el Padre Fray Junipero Serra, del que ya he hablado en este mismo blog, en otros artículos, fue desde aquí desde donde partió para fundar las Misiones de lo que hoy es California. Más tarde llegaron a Loreto los dominicos.  Es como una esquina privilegiada que emerge del Océano Pacífico, lo custodia también la Sierra de la Giganta. 

Misión de Loreto

En 1535, Hernán Cortés, desembarcaba en este lugar mágico, de sueño, tomando posesión de la península en nombre de la corona española. Los Jesuitas, los Franciscanos y los Dominicos, implantaron sus misiones en estos terrenos por lo que a la vez es un lugar histórico y religioso.  Pero también es un lugar de fósiles, viñas, desiertos, playas doradas, olivos, dátiles... Y por lo anteriormente dicho, la Misión de Loreto fue una de las más importantes en la hermosa historia de Las Misiones californianas. 

Baja California Sur - Pueblo mágico: Loreto

Su mar azulado contrasta con sus desiertos. Pero si algo llama la atención son sus acantilados en la Sierra de la Giganta. Destaca la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, que nos recuerda la época colonial. El Museo de las Misiones todavía conserva aquel espíritu religioso de los misioneros españoles. El atractivo de sus calles empedradas, el sabor a México y sus gentes y sobre todo las famosas cavernas que guardan milenarias pinturas rupestres.  Podría decir que es uno de los lugares más cuidados y deseados del mundo para pasar unas vacaciones. Sus campos de golf, la pesca con más de 600 variadas especies y sus atractivas islas como Coronado, Danzante, Montserrat y El Carmen, son islas de ensueño y donde se puede navegar a placer.  Su clima es delicioso, dicen que durante todos los días del año luce el sol.  La Secretaría de Turismo  en 2001, la insertó en el programa de Pueblos Mágicos.


Centro Histórico de San Luis de Potosí

SAN LUIS DE POTOSÍ

Potosí porque se comparó con las minas de oro de Bolivia, San Luis, por "San Luis Rey" en honor a Luis IX de Francia. En los siglos XVII y XVIII, en este lugar se instalaron religiosos franciscanos, agustinos y jesuitas, edificaron iglesias que todavía persisten y algunas se convirtieron en museos y universidades.


Catedral de San Luis de Potosí

 San Luis de Potosí es la capital del Estado del mismo nombre, considerada como "la ciudad de los jardines". Ubicada en la altiplanicie central mexicana. Es una ciudad con más de dos millones y medio de habitantes. Es rica en oro,  plata, cobre, mercurio, estaño y sobre todo la flourita. Pero la cultura y el arte son patrimonio de esta ciudad cargada de historia no sólo desde La Nueva España, también de su riqueza ancestral, de sus grupos étnicos zacatecos, copuces, guamares, jonaces, huachichiles... 

Museo de Arte Contemporáneo 

Numerosos monumentos expresan su grandeza como la famosa capilla de Aranzazu, de estilo barroco, situada en el ex-convento de los Franciscanos, ahora Museo Potosino que data de 1586 y alberga un acerbo arqueológico importantísimo de Mesoamérica y de la zona Huasteca.  La Catedral de San Luis Rey, es una maravilla, con las figuras de los doce apóstoles. Pero he de destacar el Museo de Máscaras, contiene más de mil máscaras y está dedicado a promover y proteger el patrimonio ritual de las danzas con máscaras y es el museo más grande de máscaras que hay en México.

Museo Nacional de la máscara

He de destacar el Teatro de la Paz que antes fue Convento de El Carmen... Real de Catorce, famoso pueblo que significa riqueza y que hoy es un pueblo fantasma. La Casa del poeta Ramón López Velarde. Y tanta riqueza cultural de este lugar que enumerarlo nos llevaría páginas.



Palacio de Hernán Cortés - Cuernavaca

MORELOS

Cuernavaca es la capital del Estado de Morelos. Situada a 85 kilómetros al sur de la ciudad de México. De allí no hubiera querido yo salir nunca, me encantó esta ciudad por donde grandes mariposas pasean por las calles, lo que indica su buen ambiente; es una ciudad colonial cien por cien, sensorial, turística, afrodisíaca. Está considerada una de las capitales más antiguas de México. El nombre de la ciudad es náhuatl, Cuauhnáhuac, derivación de Cuernavaca más fácil de pronunciar para los españoles, significa "junto a los árboles" o "valle de águilas".



Jardín Borda - Cuernavaca -Morelos

Está considerada "la ciudad de la eterna primavera".  Entre sus monumentos encontramos el Palacio de Cortés, es uno de los muchos lugares donde vivió el conquistador. La Catedral del siglo XVI. El Acueducto, y un largo etc. Las Pirámides de Teoppanzolco, de los tlahuicas. Y la zona arqueológica de Xochicalco. El Jardín Borda, casa descanso de Maximiliano de Hasburgo... y tanto por visitar en Cuernavaca y alrededores que necesitaría muchas páginas para describirlo...

Iglesia del Calvario - cuernavaca


Morelos está situado en el centro de la República, su clima es caliente y húmedo, es el estado de las lagunas, llueve en verano y e otoño. Entre los muchos lugares conocidos de Morelos tenemos que nombrar Tequesquitengo, El Rodeo, Cuatetelco y Zempoala. Su vegetación es privilegiada porque abundan las flores tropicales y también es un estado famoso por sus frutas y por sus bosques mesófilos de montaña y pino encino. En Oaxtepec, se conserva un jardín botánico prehispánico. Y he de nombrar la Sierra de Tepoztlán con su paisaje espectacular. Las cascadas, los manantiales de las Estacas, Temixco, El Rollo y Antonolilco, con aguas termales y hermosos lugares para descansar. 


Parques acuáticos

Se cultiva la caña de azúcar. Las haciendas de Cocoyoc y Vistahermosa. Cuautla. En Morelos son famosos sus carnavales. En Xochicalco se aprecia el centro ceremonial arquitectónico en uno de los cerros, fue una ciudad fortificada, con su pirámide de la Serpiente Emplumada. Existe también en este lugar, un observatorio construido en una de sus cuevas. Morelos cuenta con innumerables museos, de fotografía, de etnobotánica, el Museo de Papalote o Museo del Niño, entre otros.

Continuará...


jueves, septiembre 24, 2015

FRAY JUNÍPERO SERRA - LAS MISIONES DE LA ALTA CALIFORNIA






 Por Julie Sopetrán

Fray Junípero Serra, desde que conocí su vida, no ha dejado de ser mi ídolo. Un hombre valiente, un religioso entregado, un insigne ser humano. Y lo fue cuando en California recorrí las misiones fundadas por él. Los aposentos que el habitó. Siempre me pregunté ¿Cómo es posible que un ser humano recorra más de mil kilómetros andando, fundando misiones, ayudando y enseñando a los nativos, las artesanías, la religión y el amor. Mi admiración no ha cesado desde que palpé los espacios recorridos, vividos, sentidos en Las Misiones de California. Comparto con mis lectores de Magias de México mi artículo publicado en 2011.


Haciendo eco al viaje que ha realizado el Papa Francisco a Estados Unidos, y especialmente a la canonización en suelo estadounidense de Fray Junípero Serra, quiero resaltar su figura, su vida, su entrega humanitaria y de esta forma, me uno a tantas personas que en la Basílica de la Inmaculada Concepción de Washington, le han rendido homenaje. 


Fray Junípero Serra nace el 24 de noviembre de 1713 y muere el 28 de agosto de 1784 a los 71 años de edad.
Veintisiete años tenía Miguel José Serra y Ferrer cuando viajó a México, acompañado de veinte religiosos de su misma orden. A los diecisiete años fue admitido en la orden franciscana, a pesar de su mala salud. Se hizo franciscano en 1731 y fue entonces cuando cambió su nombre de Miguel José por el de Junípero.
En 1737 fue ordenado sacerdote y durante varios años ocupó a la cátedra de Teología en la Universidad Lluliana de Palma de Mallorca.


Casa natal de Fray Junípero en Petra (Palma de Mallorca) España

En 1749, con otros franciscanos, entre ellos Francisco Palau -que sería su biógrafo- llegó al puerto de Veracruz. Prefería ir a pie en vez de ir en mula, por que se enfermó por una picadura de mosquito. La herida y el dolor en una de sus piernas lo acompañaron siempre y su caminar fue muy dificultoso.
Sus misiones fueron un diseño clave de caminería para el crecimiento de las mayores ciudades de California como Los Ángeles, San Francisco o San Diego y su legado prevalece hoy vivo a lo largo del antiguo Camino Real que forma parte de las autovías 101 y 5.
Yace frente al altar mayor de la Iglesia de la misión de San Carlos Borromeo en Carmel, uno de los lugares más bellos y emblemáticos de California.


Mapa de las Misiones de California

Primeras misiones

Nueve años permaneció Fray Junípero Serra en Santiago Xalpan de la Serra, Sierra Gorda, en Querétaro. Allí se entregó a la evangelización y a la enseñanza de la agricultura, la herrería, la ganadería, la música, artesanías y diferentes trabajos manuales que enseñó a los indígenas. Las mujeres aprendieron nuevas recetas de cocina y labores de costura.  Así se fueron formando los llamados pueblos misión que hoy son ciudades importantes.
En 1767 se dirigieron los franciscanos hacia San Diego (Alta California). Fray Junípero llega más tarde, pues su amor al camino no le deja embarcar en el buque San Carlos y viaja por vía terrestre junto con el ganado. La primera misión española, San Diego Alcalá, fue fundada en 1769. Su método de trabajo era el mismo que en Querétaro. En primer lugar se edificaba una capilla y a continuación se construían las cabañas donde se albergarían los frailes. 

San Diego - Presidio

La construcción se realizaba en forma cuadrangular para protegerse del exterior. El fuerte serviría de protección contra los posibles ataques enemigos. La misión tenía casas para mujeres solteras, comedores y talleres artesanales, almacenes, barracas para los soldados y cuartos para los sacerdotes. Solitarios, pero acompañados por la curiosidad de los indígenas que se acercaban poco a poco los franciscanos iban conquistando sus ideales misioneros y camineros. Los indígenas cada día se confiaban más y establecían sus casas alrededor de la misión, donde vivían los casados. Sin embargo, aún hoy, muchos indígenas culpan injustamente a Fray Junípero de los abusos cometidos por los soldados. Los indígenas sufrieron nuevas enfermedades como la sífilis y la viruela, pero también aprendieron nuevos oficios y las comunidades indígenas se integraban en la misión sin faltarles comida.

Misión de Carmel donde está enterrado Fray Junípero Serra

Los jesuitas ya habían dejado su huella en diecisiete misiones, antes de la expulsión decretada por Carlos III en 1768. También los dominicos evangelizaron aquellas tierras, pero fueron los franciscanos quienes realmente asentaron caminos tanto en la Alta como en la Baja California. Las tropas españolas iban a la conquista de la Alta California y en los más de mil kilómetros que abarca el Camino Real, Fray Junípero formó parte activa en el importante descubrimiento de Monterrey. Ayer como hoy, el Camino Real define perfectamente las misiones. Paralelas ostentan su modernidad las autovías 101 y 5.



Supervivencia de las misiones en la actualidad

Fueron -son-, caminos indicados por la campana, símbolo del llamamiento a la fe y emblema del  Camino y la Misión franciscana en California. Ríos con nombres españoles como Merced, Fresno, Sacramento, San Joaquín, Pala... Pueblos misión como San José, Santa Cruz, Santa Bárbara, Los Ángeles, San Diego, San Francisco... Presidios como San Francisco, Monterrey, San Diego, Santa Bárbara... Cabos como Mendocino y Cabo Blanco. Bahías como Bodega y Tomales. Fuertes como Rosiya. Lugares que nos hacen entender su toponimia como Punta de los Reyes, Punta de los Pinos, Punta Gorda...  Calles que todavía hoy mantienen su significado histórico como Sopetrán, La Alameda, Mercedes, Almendral, Linda Santiago, Los Cerros, Roble, San Benito, Isabella, Alejandra, San Juan, Bonita o Santa Cruz, por citar algunas de las miles de calles con nombres españoles en toda la bahía de San Francisco o en los Condados de San Mateo y Santa Clara.


Misión de Santa Clara de Asís

Fray Junípero es el único español al que se le ha levantado una estatua en el National Statuary Hall (The Old Hall of the House) en el Capitolio donde reside el poder legislativo de Estados Unidos, pues el ya beato Junípero fundó nueve misiones, sufrió todos los avatares del camino en una extensión de mil doscientos kilómetros y convirtió a muchos indios al cristianismo.


Fray Junípero protegió más a los indios que a sí mismo, se enfrentó a los militares -como a Pedro Fages- y consiguió que fueran tratados equitativamente y tuvieran sus leyes fundamentales, cuando el gobierno estadounidense dio el derecho de matar a los indios que estuvieran en el "camino". Junípero fue un líder y luchó por los derechos de los indios. Tal y como afirmó el Papa Juan Pablo II. "Es un modelo ejemplar de evangelizador desinteresado, un brillante ejemplo de virtud cristiana".

Misión San Juan de Capistrano

Las misiones mantuvieron el espíritu heredado de Fray Junípero -se fundaron hasta veintitrés misiones- y fue en 1823 cuando se construyó la última misión. El trabajo franciscano suscitó muchas envidias.  En 1834 "el gobierno mexicano, independizado de España, secularizó todas las misiones, expulsó a los franciscanos y asignó los terrenos a ricos latifundistas" (Olvera y Damian Bacich, 2003: página 118). Las misiones, entonces decayeron hasta su ruina total. México perdió los territorios del norte de California que pasaron a Estados Unidos y algunos edificios volvieron a manos de la Iglesia Católica.
Hoy, muchas misiones funcionan como parroquias de culto; otras pertenecen al gobierno de California que las conserva como monumentos históricos, universidades y colegios.

(Este artículo, se puede leer por mi autoría en el Atlas de Caminería Hispánica. Volumen II. Caminería Hispánica en el Nuevo Mundo. Manuel Criado de Val. Editado por la Fundación de la Asociación Española de la Carretera (FAEC) y el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP).  it. 111 pg.202.)





viernes, octubre 03, 2014

POEMAS DE CALACAS Y CALAVERITAS




ME ENGAÑABA


Calaca - Calavera

La muerte vino a decirme
que me estabas engañando;
y como no la creía
pues se fue tambaleando.
Dejó un hueso en cada esquina
para que yo la creyera;
cuando me fui de paseo
¡Ay Dios mío! Qué cojera...
Sentí que algo me pasaba
debajo de una farola;
La Loquita me mostraba
que los huesos eran trolas.
Allí mismo antes de anoche
mi marido se besaba
con la fulana más progre,
porque le daba la gana.
Gracias a la Pelos supe
que la verdad es mentira;
cuando los huesos se quiebran
las calles, están vacías.
Cojita, salí del borde
de la acera, y Deshuesada
apoyada en el garrote
me dirigió hasta la plaza.
Y más huesos de la Loca
hablaron. No quise oír
embustes de mi querido
que no puedo desmentir.
Hueso a hueso en cada calle
palabras de desengaño;
un despilfarro de juergas
que al andar, me hacen más daño.
Me divorcié de mi esposo
las conocí a todas ellas...
Y ahora, me lleva la Huesa
en una silla de ruedas.

©Julie Sopetrán
2016



              Foto: Mary Andrade                               
http://www.dayofthedead.com/

POEMAS DE CALACAS Y CALAVERITAS

Originales de Julie Sopetrán

Registrado en 


Foto; Mary Andrade 
www.dayofthedead.com/

LA CALACA DE MI BARRIO

Con traje de faralaes
mantón y corte gitano;
La Flaca muestra su talle
que es a la vez mexicano.
De amarillo se ha vestido
la Calaca de mi barrio;
con el volante ceñido
y muy pintados los labios.
Sonríe de lado a lado
y nos enseña los dientes;
con los ojos sombreados
y las pestañas salientes.
Sombrero lleno de rosas
y melena sobre el hombro;
por donde pasa La Flaca
causa admiración y asombro.
Una sobrefalda negra
dos rosas en la cadera;
y si la miras de frente
no parece Calavera.
Qué tantito se ha pintado
si hasta sus uñas rosadas
hacen juego con las flores
donde se van las miradas.
Dedos largos, el escote
y el negro de su toquilla;
realzan el amplio escote
donde exhibe sus costillas.
Cuidando mucho su pose
y sin perder la ocasión;
La Catrina Garbancera
se dirige al Panteón.
Cuida el paso, luce cachas
mueve bien las posaderas;
y ajusta con buena traza
todas sus partes traseras.
Y así, vestida de otoño
y amarillo gatuperio;
la Calaca de mi barrio
se planta en el cementerio.

©Julie Sopetrán


Imagen de Tumblr

LA HUESITA QUE NO TENÍA GUITARRA (Calaverita)


Necesitaba guitarra
la muerte por el camino;
y como no la encontraba
le entró un llanto repentino.
No quería que la vieran
llorando por las esquinas;
y llora llorando iba
esquivando a las vecinas.
Necesitaba cantar
alegrarse los huesitos;
para llevar a la tumba
retintines favoritos.
Se empezó a mirar los dedos
necesitaban guitarra;
para rasgar en las cuerdas
el incordio y la tabarra.
Quería cantar fandangos
alegrías, sevillanas,
y hasta inventarse la letra
si se le dieran las ganas.
Repetía y repetía
gestos muy articulados;
imaginando en el aire
los trastes, nunca tocados.
De repente se dio cuenta
que sus delgadas costillas;
le servirían de cuerdas
para rasgar seguidillas.
Con sonido de taranta
pasé la noche de muertos,
porque la muy mentecata
quiso que oyera el concierto.
Se le rompieron las cuerdas
tabas, costillas al aire;
y hasta le ayudé a templar
para no hacerle un desaire.
Mueve que te mueve mueve
repetitivo artefacto;
me fui en busca de otra muerte
que me matara en el acto.

©Julie Sopetrán






Fotografía:  Mary Andrade
Poemas:       Julie Sopetrán

Las calaveritas literarias están compuestas por versos irreverentes, críticas irónicas, desenfados, descontento con lo que ocurre a nuestro alrededor; es un canto picarón y se usan para manifestar lo que sentimos y cómo vemos o nos relacionamos con la Muerte, llamada con mil nombres diferentes, como La Pelona, La Huesuda, etc.. Las primeras calaveras se publicaron en Jalisco, en Guadalajara de México, en 1849. Se las debemos a José Guadalupe Posada que lo dio comienzo con sus extraordinarios dibujos de las Catrinas. La fotógrafo Mary Andrade, es autora de las siguientes fotos realizadas en distintos lugares de México. En ellas me he inspirado para unirme a la tradición mexicana. Deseo que os guste. Tanto las fotos como los poemas aquí publicados, están registrados en la propiedad intelectual, se pueden copiar siempre que mencionen a sus autores.  Muchas gracias.

http://www.dayofthedead.com/

http://eltiempohabitado.wordpress.com/poemas-calacas-y-calaveritas/




Foto: Mary Andrade

LA VIUDITA GARBAMCERA

Murió su esposo en Noviembre
trabajador garbancero;
y se quedó en el desmiembre
sin cosecha y sin dinero.
Quiso imitar a la intrusa
o al intruso de lo ajeno;
y convertida en pitusa
parecía un nazareno.
Robó el traje a una calaca
y se puso de sombrero;
una diadema polaca
su aro es de mal agüero.
Puntillas, broches y seda
y así imita a la pendeja;
que pasa por la alameda
con aires de puta vieja.
Disimulada y con hambre
allá que se fue tras ella;
parecía un puro alambre
con ropaje de doncella.
Viuda, delgada y sin talle
nadie la dice un halago;
cuando pasa por la calle
los cursis la hacen de lado.
No sabe la pobrecita
que son unos filisteos;
para sacarles la cita
tienes que ser europeo.
La viuda se volvió a casa
recogida en su esqueleto;
la tristeza la traspasa
y la consuela... su nieto.

©Julie Sopetrán



Foto: Mary Andrade

LA PIOJOSA

Rasca que rasca La Fea
recoloca su peluca;
porque algo la picotea
desde los pies a la nuca.
Ha vendido lo que tiene
para sentirse atractiva;
falda de raso, perfumes
collares en exclusiva
y sugestivos emplumes...
Con su chal y sus anillos
imita a Sofía Loren;
y se rasca los pelillos
antes de que la enamoren.
Mechones que no son suyos
y por ser artificiales;
le están causando barullos
en las zonas capilares.
Un sin vivir de picores
que se la agrandan los ojos;
cuando al mirar los doctores
descubren, que tiene piojos.
Con sus uñas afiladas
los va matando uno a uno;
las muertes son demasiadas
y se siente en pleno ayuno.
Una parásita risa
que parece de un engendre
se oye en la calma que irisa...
resulta que es una liendre!
Y ya no sabe qué hacer
La Fea, tan maquillada;
y sin tener qué comer
porque no le queda nada.
¡Piojos, piojos por doquier!
en su dimensión delgada.
Quiso volver a su origen
sin manipular el reto;
y ya sus sueños lo rigen
los huesos de su esqueleto.

©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade



LA MUERTA DE HAMBRE

Y no tenía ni un peso
y quería ser muy rica;
por eso lleva pamela
como doña Federica.
En los huesitos está
porque ni garbanzos come;
la pobre en cualquier momento
es fácil que se desplome.
En su estómago vacío
hasta le han crecido flores;
y de lo que más presume
es de sus buenos olores.
Le han regalado una blusa
para taparse los huesos;
porque al verse tan delgada
parece una tentetiesos.
Los aretes que presume
se los regaló Don Cleto;
aquella noche de luna
que se vieron en secreto.
La Muerta de Hambre quisiera
andar con porte europeo;
por eso tiene su facha
un pláceme de museo.
Y va con la boca abierta
ostentando su figura;
sus andares son de muerta
que vuelve a la sepultura.
Cuando la veas pasar
deja que pase de largo;
no te vaya a conquistar
la inercia de su letargo.
  

©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade

ESPERANDO A DON POLVO

La Polveada la llaman
y así está de blanquecina;
porque maquilla su cara
con un polvillo de harina.
Sentada en su mecedora
teje y teje el desbarato;
mientras entretiene ovillos
el holgazán de su gato.
La tejedora Pelona
tan sólo enseña las manos;
mientras entrelaza lana
para un gorro mexicano.
Capuchón para el minino
que se complace en la cama;
y parece el rey del sueño
gobernando sin pijama.
La Polveada no sale
del cuarto de su finado;
con micifuz atesora
el polvo de lo pasado.
Cama, baúl, mecedora
y la colcha maravilla;
encaje de unión vivido
entre-dós y con puntilla.
No toquen la cabecera
y no lean las revistas;
todo ha de estar en su sitio
para la cita prevista.
Recibirán a Don Polvo
con limpieza y ablución;
y para entonces el gato
ya tendrá su capuchón.

©Julie Sopetrán



Foto: Mary Andrade

LA HUESITA

Y se murió su marido
y se quedó embarazada;
y vestidita de viuda
y con la cara lavada.
Y necesitaba un bolso
y no tenía diez pesos:
y todo se quedó en bolsa
y así se fue de paseo...
Y presumió de pamela
y con puntillas al vuelo;
y volantes al donaire
y así, superó los duelos.
Y con rebozo, solita
y sin marido en la cama;
y además, con chavo dentro
y ella... parece otra chava.
Y se arregló las pestañas
y ¿quién sabe? Está de ver;
y por algo tiene bolsa
y la ha de llenar ¿de qué...?
Y en busca de lo que sea
y abandonado su fiambre;
y su tripita crecida
y bailoteando el hambre...
Y sin lágrimas de hormiga
y sin más, la muy canalla;
i ncita a que la regalen
y la bolsa... se desmaya.
Y llena, llena hasta arriba
y... hasta de taco y carnitas;
y suda, la suda el lastre
y ahí está, la muy huesita.

©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade

LA LOCA CHINGADA


Hoy me enteré que a la muerte
le gustan los girasoles;
se los pone como adorno
cuando pasea la noche.
Viste de mármol marrón
callejea por las calles;
patea todos los zocos
ostentando sus collares.
Altiva, esbelta, ajustada
de caderas y cintura;
encubre tras su pamela
desmedida dentadura.
Cuello largo, dedos finos
ojazos de calavera;
ella se cree muy guapa
pero te digo que es fea.
Para adornar su semblante
la vemos con dos aretes;
de esa manera se alegran
un poco sus pareceres...
Pero el cuello la delata
con sus argollas huesudas;
aunque se ponga colgante
no adorna su desmesura.
Y también lleva pulseras
hechas de barro macizo;
destacando en su apariencia
el sujetador postizo...
Así es la Loca Chingada
no te fíes de su aspecto;
porque va muy ataviada
disimulando sus huesos.
  
©Julie Sopetrán


Foto: Mary Andrade

SENTADOS SOBRE EL POLVO DE LOS BANCOS
Historia breve

En el banco se sentaron
cuando salieron de misa;
la gente que los miraba
sufría ataques de risa.
Eran tres viejos amigos
que se habían encontrado
en una fiesta macabra
celebrada "al otro lado".
Cansaditos de beber
tequila y otros sabores;
se volvieron a su banco
a comentar sensaciones.
Bla bla bla de vida y muerte
ya borrachitos estaban;
y apenas si percibían
a la gente que pasaba.
De visita a sus "ayeres"
con la vida se toparon;
decían que casi todo
se les había olvidado...
Pero mira tú por donde
sus ex-mujeres pasaron;
y a los tres, muy sorprendidos
los huesos les retemblaron.
Uno murió por paliza
otro de apaleamiento;
y el tercero sentenciado
a muerte por escarmiento.
Hijos dejaron sin padre
a madres trabajadoras;
que tuvieron que currar
y ellos, durmiendo a la sombra...
Exaltadas del encuentro
se lanzaron hacia el trío;
y por más golpes que daban
el banco estaba vacío...
La Pelona se reía
ella conoce el secreto;
lo que parece persona
es tan sólo un esqueleto...
Y a veces ni eso ya encuentras
en los bancos de lo incierto;
porque está lleno de polvo
donde se sientan los muertos.


©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade

LOS FLACOS

Somos mexicanos natos
y nos dejamos la piel;
trabajando por un peso
sin llegar a fin de mes.


La Flaca nos ha encontrado
con rifle en mano otra vez;
las balas son pa los gordos
que no nos dejan comer.

Sin trabajo y sin comida
ya no tenemos pellejo;
y a la par nos dedicamos
a darle brillo a los huesos.

Falda y sombrero tenemos
para tapar las flaquezas
de algunas partes del cuerpo
que con frecuencia se quejan.

Somos momias de ciudad
deambulando caminos
sin saber adónde vamos
ya nos dicen que venimos...

...porque estamos.


©Julie Sopetrán


Foto: Mary Andrade

LA DIVA DEL TIEMPO

La muerte es tan ostentosa
que hasta se pone sombrero;
pa lucirlo por la calle
cuando se va de paseo.

Con sus cejas arregladas
y su estola sobre el hombro;
se para por las esquinas
para arreglarse los ojos.

Lleva vestido de flores
y collar anaranjado;
y le sobra cinturón
aunque lo lleve apretado.

En sus orejas huesudas
lleva dos colgantes rojos;
y parece una modelo
que se va cayendo a trozos.

El guante bien ajustado
entre sus manos mortuorias;
con la boca semiabierta
reclama misericordias...

Tres rosas en el sombrero
adornan su arquitectura;
y es que no tendría gracia
si se quedara desnuda.

Y sin poder evitarlo
se le ven todos los huesos;
porque es en la pasarela:
¡Ella!
          La diva del tiempo.


©Julie Sopetrán






Foto: Mary Andrade


EL TIEMPO DE LA DIVA

Con su pose de Mariachi
La Pelona saca pecho;
y le canta una ranchera
pues...
            al que pasa primero.

Está dispuesta a cantar
toda la Noche de Muertos;
que para cada letrilla
tiene reservado un gesto.

En el cuello de su traje
relucen tres margaritas;
las robó en el cementerio
cuando nos pasaba lista...

Como tal mezzosoprano
su voz se instala en la tumba;
y cuando le da la gana
hasta se pasa a la rumba.

Y es que cambia de registro
porque conoce la solfa;
y se adueña de los tiempos
como si fuera una golfa.

Borrachita de armonías
con sus colgantes naranja;
recita entre copa y copa
lo que se le viene en gana.

Insolente y descarnada
se le ha hinchado la barriga;
y le ha dicho el doctorcito
que ha sido por la bebida...



©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade


LA CATRINA FINA

"Calaca tilica y flaca"
dicen para así nombrarla;
y es que sólo se parece
a los que no comen nada.

No necesita bastón
para estirarse los huesos;
La Fina por ser tan fina
está siempre en movimiento.

Va y viene donde le place
y no necesita carro;
lo mismo ríe en la choza
que carcajea en palacio.

Todo terreno es la Fina
elegante y estirada;
que desfallece de pulcra
y se desmaya de guarra.

Yo la llamo Señorita
pero a veces no lo sé;
ella sabe su secreto
es Fina y... finolis es.

Catri ostenta su figura
su sombrero y su mascota;
y cuando pasa de largo
me parece... ¡una Señora!



©Julie Sopetrán



 

Foto: Mary Andrade

TONTEANDO CON LA SERPIENTE

La Catri no puede entrar
al Jardín del  Paraíso;
aunque le gusta el pecado
y también lo prohibido.

Amiga de la Serpiente
se la pone por collera;
y te lo digo al oído:
yo las he visto de juerga.

Un día comiendo tacos
al pastor y en plena calle;
la Serpiente disfrutaba
cual enredada en el talle.

Una "chela" y un tequila
y luego la seducción;
lo erótico que revuela
como pluma en esternón.

A la Serpiente, los huesos
le gustan por el enredo;
va dejando su camisa
desde la pierna hasta el cuello.

Emplumada la Catrina
mira con indiferencia;
y hasta se pone dos flores
para adornar complacencia.

Y así las vi pasear
a la Serpi y a la Catri;
con dos copitas de más
y abrazaditas de calle.


©Julie Sopetrán




 Foto: Mary Andrade



CATRI ENAMORADA

De tanto andar y mirar
La Catri se echó pa alante;
se enamoró de un galán
parecido a Pedro Infante.

Bien plantao y con chistera
y la chaqueta de gala;
paseando por El Zoco
parecían dos cigalas.

Una pareja envidiable
en tiempos de tal gordura;
parecían dos sabuesos
salidos de sepultura.

Catri lucía su anillo
él sus bigotes muy negros;
ella pestañas rizadas
él con su blanco pañuelo.

Todo el mundo los miraba
eran la envidia del pueblo;
porque ella era La Pelona
y él hace que había muerto.


©Julie Sopetrán





 Foto: Mary Andrade


PAN DE MUERTOS PARA LOS VIVOS


La Dientuda ya sin dientes
que se metió a panadera;
no podía masticar
la miga, ni la corteza.

Y se quedó en los huesines
y perdió la dentadura;
y dedicó vida y muerte
a conservar su figura.

Hacía panes muy dulces
y "rosquetas" y "golletes";
y con formas de animales
también para los despueses...

Era tan trabajadora
que hasta repartía el tiempo;
la gente no se moría
por exceso de alimento.

Y con su blusa de flores
su falda requetechula;
despachaba el pan de muerto
como si fuera lechuga.

Hacía panes de ofrendas
con los nombres del difunto;
y si no se había muerto
un pan, para el moribundo.

Pan y panes, panecillos
tienes que probar, ni modo;
que si para La Dientuda
allá que morimos todos.


©Julie Sopetrán



 
Foto: Mary Andrade

LA CHINGADA CHINGANDO


La Chingada es periodista
que interroga a los corruptos;
para ver en la pantalla
lo adulterado en conjunto.

Una mansión en Manhattan
varios millones en Suiza;
y cuatrocientas estafas
que los vicios necesitan.

La Chinga lo sabe todo
porque es investigadora;
y le llena de preguntas
que le tiran por la borda.

Élite de erosión social
soborno, fraude, dinero;
lo que se quiere ocultar
es lo que sale primero.

Y salen a relucir
los niños con la "querida";
y los millones ocultos
ganados en la mordida.

Pero nadie va a la cárcel
se celebra la noticia;
bla bla bla de la Chingada
pero nadie hace justicia.


©Julie Sopetrán