Archivo del blog

viernes, febrero 19, 2016

LAS CIUDADES COLONIALES DE MÉXICO (I)


Escudo de cantera - México


Texto: Julie Sopetrán


Colonial es todo lo que se produce en las colonias. Y colonia es un conjunto de personas que procediendo de un mismo territorio, se establecen en otro.  Las ciudades coloniales de México, son aquellas que han recibido la influencia de  la Nueva España y comienzan en el siglo XVI. Visitarlas, hoy es un verdadero placer. Conozco algunas, Morelia, Guanajuato, Ciudad de México, Acapulco, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Morelos... De cada una de ellas he aprendido mucho y bueno.  Como española, como ser humano, como turista, como viajera observadora que quiere escribir de lugares tan dignos como sorprendentes. Confieso que me han impactado, que en cada una de estas ciudades me he dejado un artículo empezado, un libro a medio escribir, un poema inédito en borrador... En cada una de ellas he vivido intensamente la  historia con sus gentes y he compartido experiencias no pensadas. Y siempre quiero volver y en todas me quiero quedar más tiempo, no sabría decir cual me ha gustado más.


Museo San Carlos ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO
México, Distrito Federal. Está entre las ciudades más grandes del mundo, creo que es la tercera, con sus más de veinte millones de habitantes. Situada en el extremo sur de México. Sus quince grados de temperatura hacen de este lago convertido en ciudad, uno de los lugares más atractivos del mundo. Los labios nevados del Popocatépetl y el Iztaccihuatl al este, dan a la boca de los volcanes un aspecto cósmico. Montezuma preside las danzas indígenas en lo que hoy es la Iglesia del Sagrario. En El Zócalo, su Palacio, es el edificio del Gobierno, la campana de la independencia se oye en el cambio de guardia. En Xochimilco, el mercado ofrece su riqueza al visitante, el agua canta por sus "trajineras" y las flores amarran sentimientos a los que las miran. 

Basílica de Guadalupe

La ciudad de México es una ciudad colonial. Un paseo por La Reforma hasta Chapultepec Park, reconfortará a cualquier viajero. La Zona Rosa, los centros históricos con sus innumerables plazas, el Templo Mayor, los museos, las calles, los acueductos, los rascacielos, sin olvidarnos de La Villa con la Basílica de Guadalupe, de la Academia San Carlos con su patio neoclásico, del Palacio de Bellas Artes, los innumerables museos, el Colegio de San Ildefonso, La Universidad, La corte Suprema de Justicia, las ruinas del Templo Mayor y el famosísimo Museo Nacional de Antropología de México. Lugares como Coayacán, Tlalpan, San Ángel... y tanto, tanto que ver en esta ciudad inmensa, monstruosa, rica y pobre, grandiosa y mitológica.


Veracruz


VERACRUZ
La tierra de los Olmecas, Veracruz, con casi ocho millones de habitantes,  madre de todas las culturas de Meso América. Su costa Atlántica, le da a esta ciudad un aire europeo. Es uno de los lugares más modernos de la República. Allí habitan los músicos, los poetas, los artistas, los hombres famosos. Y una de sus atracciones es su clima. La gente es alegre y sus tradiciones son fascinantes. También hay que destacar su excelente comida. Siempre con ambiente de fiesta. Xalapa es su capital colonial, con sus calles estrechas, su catedral, su iglesia de San José del siglo XVII. Hay que destacar también sus museos, como el de Antropología. La Casa de las Artesanías en Xalapa. Su Jardín Botánico. Aunque toda la ciudad parece un jardín creado para el descanso, por algo la llaman "La Atenas de Veracruz". 

Xico

Y junto al río Huiitzilapan, se encuentra la hermosa ciudad de La Antigua.  Las ruinas de la casa de Hernán Cortés, que todavía se pueden contemplar. Otro lugar que visitar es la ciudad de Boca del Río, a muy pocos minutos de Veracruz, con sus playas y su pescado fresco y extraordinario marisco. Cuatepec con sus cafetales y plataneras, rodeado de exóticas flores y ambiente español. Córdoba, Fortín de las Flores y el famoso Puerto de Veracruz, inconfundible, internacional, importantísimo en la historia de México donde se puede contemplar la Casita Blanca de Agustín Lara. Y su famoso Acuario. Tlacotalpan, Catemaco. El Tajín, con sus famosas pirámides totonecas. Naolinco. Quiahuaiztlán. Santiago y San Andrés Tuxla. Tecolutla. Xico. Zempoala. Todos son lugares para visitar sin prisa y así volver a sentir el gusto por la historia colonial.

Iglesia en Tlaxcala

TLAXCALA
Es el estado más pequeño de México, aproximadamente un millón de habitantes,  y uno de los mejor comunicados, no está muy lejos de Puebla, su clima es húmedo. Pasear por su ciudad es un verdadero placer, con su plaza octagonal,  sus calles, su fuente, sus ángeles... Pero su mayor atractivo es su Palacio de Gobierno donde puedes estar horas contemplando sus espectaculares murales, realizados por el gran muralista mexicano, al que tuve el placer de conocer y entrevistar, Desiderio Hernández Xochitiotzin. Desiderio es el alma de Tlaxcala, escuchar la explicación que me dio de sus murales, es algo que recordaré siempre. Porque con él repasé y aprendí mucho de la historia de México.


 Las investigaciones que él hizo para realizar sus murales, creo que son únicas, como también su amor, su entrega al arte que se comparte admirando su obra. Y sí, cuesta trabajo marcharse de esta ciudad tan placentera, la ciudad rival de los aztecas.  Y obligado es visitar Aflihuetzia, Tlaxco, Cacaxtla, San Francisco Tepeyanco, el santuario de San Miguel del Milagro y admirar El Malintzin, volcán situado en la parte sur, un volcán que alcanza los 4.640 metros de altitud.


Puebla

PUEBLA
Hacia el sur de la ciudad de México, se encuentra Puebla, fundada en 1531, con su espectacular volcán Popocatépetl, también está el Iztaccihuatl y el Pico de Orizaba. El gran Valle de Puebla forma un triángulo con la montaña llamada La Malintzi, es un volcán. En Puebla, podemos estar todo el día paseando para así admirar la riqueza de su cultura en cada esquina. El estilo barroco floreció más que en ninguna otra ciudad, su centro histórico, su catedral de estilo herreriano, sus mosaicos de Cholula, Huejotzingo, el colorido de su iglesia de San Francisco Acatepec y Santa María Tonantzintla, son iglesias creadas por las manos artistas de los indígenas.  Me paro todo el día para admirar su cerámica de Talavera, todo un jardín de la cerámica aprendida de los españoles talaveranos.  

Centro histórico de Puebla

Tehuacan con sus aguas termales. Puebla de los Ángeles, fue una de las primeras ciudades coloniales. La Capilla de la Virgen del Rosario en la Iglesia de Santo Domingo, me dejó con la boca abierta ante su esplendor y riqueza. Creo que es una obra de arte única en el mundo por su delicada ornamentación. el Museo de José Luis Bello... Sus conventos son auténticos museos donde puedo pasarme todo el día repasando la historia.  Cholula, merece un artículo aparte, con sus 365 iglesias, su pirámide, su capilla real, su plaza, Santa María Tonantzintla, San Francisco Acatepec, Huejotzingo, Tehuacán, Tepeaca, Cuautinchan, Tecali, Tacamanchalco...  Un lujo de lugares que hacen de Puebla una de las ciudades coloniales más importantes de México.


Continuará...