Archivo del blog

jueves, septiembre 27, 2012

ROXANA RÍO UNA CANTANTE MEXICANA MUY ESPAÑOLA


 
 

Por Julie Sopetrán

Roxana Río nació en Veracruz, México, el mismo lugar donde nació Agustín Lara, al que ella admira mucho. Y de Veracruz también es la cantante Yuri, a la que Roxana´también conoce y sigue. Gracias a la guitarra flamenca de su padre, español, que llegó a México cuando era niño, por causa de la guerra, Roxana desde muy niña siente amor a la música. Su padre tocaba muy bien la guitarra en casa y ella siempre quiso venir a España para aprender a tocarla como lo hacía su papá. A los siete años Roxana ya tocaba la guitarra. A los doce, dio los primeros conciertos. A los diecisiete hizo su gira estatal con su propio  grupo Teorema. Después viajó y vivió en los Ángeles, su sueño se cumplió cuando vino a España, cantaba en restaurantes mexicanos y bares donde acudían cantautores. Más tarde la invitaron a un programa de radio y fue cuando la escuchó Toni Carmona, que fue quien produjo sus discos.
 
 
Pero antes, Roxana, en Veracruz, creo y perteneció al grupo Teorema. Participó en concursos juveniles, estudió canto, consiguió el segundo puesto en el  certamen de Bacardí, en colaboración con la Televisión Mexicana Televisa y posteriormente es cuando viajó a Los Ángeles, California, donde estudió y participó en radio, interpretación,  teatro y televisión. Después de mucho trabajo, dejó Estados Unidos, para vivir en Madrid y comenzar una vida nueva de composiciones y búsquedas que la llevarían a lanzar su primer disco.
 

Roxana es una cantante de pop, jazz y de música tradicional, le gustaba escuchar a Celia Cruz, cuando era joven, a cantantes cubanos instalados en Veracruz, le gusta Chabuca Granda, Armando Manzanero, Sabina, Aute, Niña Pastori, Chambao... Ella tiene una voz fuerte, grave, dulce y sensual, es una voz de muchos contrastes y registros, a veces la han comparado con Chavela Vargas, sobre todo en la interpretación de La Llorona entre otras, no tiene nada que ver con ella. Su tono es tan personal que la hace ser única en su estilo trasmisor de emociones.
 

Roxana desnuda su alma cuando canta, porque canta y cuenta lo que no le gusta, la injusticia social, lo que sucede en Ciudad Juárez con las mujeres asesinadas y desaparecidas... Es de las pocas artistas modernas que rescatan la herencia y la tradición de sus raíces con una fuerza y originalidad sin límite. Tal vez porque es una viajera nata, con su libreta en mano va haciendo sus apuntes y así recoge influencias de sus constantes viajes para componer.
 
Fue elegida por la Fundación Autor, entre los mejores autores noveles españoles en 2003, con el tema "Nadie a quien amar". En 2004, sale a la luz su álbum "Un amor que dure cien años" compuesto por doce composiciones propias que consigue críticas muy positivas, comparándola con Lila Downs, Lhasa de Sela... En este disco se puede apreciar la valía y la gran potencia de su voz. Un año más tarde, FNAC, radio 3, la acoge como "Nuevo Talento". Tic Tac, su primer sencillo, fue elegido como el más escuchado en la redacción de la Revista Rolling Stone. También trabajó en una telenovela con Salma Hayek, era una telenovela histórica, basada en la vida de Porfirio Díaz, Salma y Roxana, las dos eran las novias de Porfirio.

 

Pero es la Fundación La Caixa, quien la elige para su ciclo músicas del mundo DIVERSONS, haciendo una larga gira por España en 2007. Un año más tarde sale a la luz su segundo CD "Versos de agua" y es preseleccionada para los LATIN GRAMMY 2008, en dos nominaciones, categorías como Mejor nuevo artista y Mejor álbum de cantautor, ya que diez de los trece temas, son composiciones de la propia Roxana. Los otros tres restantes son versiones de temas populares mexicanos: "Lamento Jarocho" del Maestro Agustín Lara, La Bruja, canto popular de Veracruz y su versión magistral de "La Llorona". Pero en este disco hay dos colaboraciones de primer grado, Javier Ojeda, canta con Roxana en el tema "Desierto sin Ley", dedicado a los cientos de mujeres desaparecidas y asesinadas desde hace años en Ciudad Juárez, también está Diego Martín, con quien interpreta "Vida", una canción escrita e inspirada durante el embarazo de su hija Julietta. Pero de este disco tenemos que escuchar también "El petate", "Lágrimas en el Nilo" o "Me pones duendes". En el tema "Arbolito de la Esperanza" es una ranchera inspirada en Frida Kahlo, a la que Roxana admira mucho y así lo trasmite. Podríamos estar hablando largo y tendido de sus canciones, destacando también su crónica urbana como en "Nadie a quien amar".  Roxana también canta en Francés, como lo hizo en el Instituto Francés de Madrid, acompañada por David Herrera. 
 

Pero hay que mencionar su gran éxito, con el tema de "La Guapachosa", que así llama a la muerte Roxana Río. Es una canción que llega directamente al público, haciendo ver la muerte con alegría y ritmo. Roxana en el escenario es una diva, en la vida normal es sencilla, acogedora, distinta a la que se admira en el escenario. En su repertorio podemos escuchar boleros, pop, bossa nova, rancheras, baladas, ritmos latinos... Roxana, ante todo canta al amor, al desamor, a la vida, a la muerte, su música está llena de sentimiento y escucharla es un verdadero placer. Roxana ha recorrido España, desde Barcelona hasta Valencia, Navarra, Asturias, de donde proceden sus raíces, su padre es de Llanes,  Cardoso...


Roxana también ha triunfado en Marbella, Las Islas, las dos Castillas... allí por donde va, Roxana nos deja mucho, mucho de México y de su fecunda y dinámica personalidad. Porque no puede pasar inadvertida, porque cuando canta, todo tiene otro sentido, el que ella misma ha compuesto para alentar, por ejemplo a lo que sucedió en Madrid el 11M, si escuchamos con atención sus canciones Cuidado o Amor Esperanza.
Roxana habla de un amor que dure cien años, porque ella además de la  música y la canción, la interpretación, el arte, también le preocupa el tiempo, la poesía, las vivencias, ella ha escrito un libro apasionante: "El tiempo nunca llega tarde" (Habarana Music, S.L. 2012) donde publica sus pensamientos, poemas, historias vividas...  Rapto uno de sus pensamientos que ella titula:  Usurpadora. 
"Qué difícil me resulta conocer/ a esa otra persona que soy yo".
En este libro Roxana termina por desnudarse cantando a su bebé, a su perro, a su "güero"... Y habla de su identidad, de su conciencia, de los ángeles, de Dios, de la In-eternidad, de esos valles que se visten de niebla donde se experimenta lo desconocido.
 
 
Y no puedo dejar de mencionar mi grata experiencia con ella dedicada a los niños, en Madrid, en Guadarrama, en el trabajo que hemos realizado juntas con Tararí Tararí, un disco para los niños y que estamos tratando de difundir aquí y en México. Un disco de canciones infantiles, yo puse la letra, ella la música y la voz, estamos tratando de difundirlo con gran esfuerzo, en teatros, escuelas, talleres. Trabajar con Roxana ha sido para mi una hermosa experiencia, no sólo un placer, también un remanso de amistad y de paz, porque he de decir que esta mujer es una artista al completo. Creo que ella merece estar presente en estas MAGIAS DE MÉXICO, precisamente porque es universal y porque su trabajo merece mi más sincero homenaje.