Archivo del blog

lunes, junio 27, 2011

LAS ROSAS: EL PRIMER CONSERVATORIO DE AMÉRICA

                                                                     

Texto y fotos: Julie Sopetrán


Tal vez fue Fray Junípero Serra, quien primero llevó la música a América en 1749. Esa era la idea que yo tenía, hasta que llegué a Morelia. Junto a la barroca iglesia de Santa Rosa de Lima, se encuentra el famoso Conservatorio de Música de las Rosas. Fue en el año de 1743, cuando se fundó, en la ciudad de Morelia, conocida también como la antigua Valladolid, el Colegio Santa Rosa de Santa María, así nace el primer Conservatorio de América.  Después de tantos años, y en el mismo lugar, se sigue conservando esta institución, nacida de aquellas influencias de las escuelas de música en Europa durante el siglo XVII. Por ello, Morelia, en México, ayer y hoy es la ciudad de la Música.

El Conservatorio de las Rosas conserva el privilegio de ser el lugar donde se escribió la primera sinfonía del nuevo mundo, compuesta por don Antonio Sarrier. ¿Quién no ha oído nombrar a Los Niños Cantores de Morelia? ¿Qué turista que visite esta hermosa ciudad, no se ha adentrado en el Conservatorio y ha escuchado y sentido los acordes de un chelo entre sus muros? Muros que fueron del convento dominico de las monjas de Santa Catalina de Siena (1590-1738) Monjas Catarinas, dedicadas a la educación especial de la mujer, como eran las mujeres indígenas y las mestizas, las criollas y las que llegaban de España.  El Obispo Fray Alonso Guerra, promovió y realizó la fundación de este convento de Santa Catalina, conocido como el conjunto de Las Rosas.Según el padre franciscano Fray Juan de Serpa, el convento en el siglo XVII, albergaba unas veinte monjas de las cuales diez eran madres profesas y once eran novicias de velo.

Estudiante practicando en el patio.

El nuevo obispo fraile Marcos Ramírez de Prado, sacó de la pobreza a las monjas. Aunque también dicen que había un Santo Cristo, muy milagroso, la gente acude o acudía a pedirle en sus necesidades, conocido como “El Cristo de las monjas” al que cada semana se le ofrecía una misa cantada. Estas monjas tomaban el hábito a “título de músicas y buenas voces” las monjas recibían su certificado especial, no sólo por ser aptas para el Choro, algunas eran “bajoneras”, otras se recibían de organistas, solfeo, violinistas, canto… Eran tan expertas en música, que el obispo Ramírez de Prado ordenó que: “a la monja que hiciera el oficio de vicaria de coro se le den treinta pesos en cada un año, para papel de chanzonetas, aderezo de guitarras y otros instrumentos necesarios y gastos que se oficien en el dicho Choro… porque cada día va en aumento la música, de que tanto se sirve Nuestro Señor y a los fieles se aumenta la devoción”.

La vida de estas monjas era ejemplar y su dedicación además de educar a los niños y a las jóvenes, su vida estaba vinculada de alguna forma a la música sacra y el canto litúrgico. Las monjas se trasladaron a un nuevo convento en 1738, en la misma ciudad de Morelia, el lugar todavía hoy es conocido como “las Monjas”.Fueron muchas las actividades que se realizaron después en este lugar, según cuenta la historia. La educación de la mujer fue siempre el objetivo central. Pero sobre todo… la enseñanza de la  música. Después de muchos proyectos, el Obispo Matos Coronado, quiso comprar a las monjas el edificio, que en su momento estaba habitado por un carpintero, que ocupaba el lugar, bastante ruinoso. Las monjas quisieron regalárselo al Obispo, pero éste lo adquirió por seis mil pesos mexicanos.

El Obispo murió  y fue la rectora, vicerrectora y secretaria del colegio, las que protegieron el lugar. Con aprobación del cabildo, quedó durante veinte años, como superintendente y protector, el canónigo don Francisco Xavier Vélez de Guevara el que protegió distintas comunidades que por allí pasaron. Son muchas las curiosidades de este lugar, como por ejemplo, para el ingreso en el colegio de estas mujeres que oscilaban entre los 15 y 25 años, deberían hacer un informe de “pureza de sangre”, para probar legítimamente que eran de origen español las ingresadas.  

Cuando murió el obispo Vélez de Guevara, se convirtió en escuela pública, aunque se seguía pagando un pupilaje. Según las investigaciones del maestro Miguel Bernal Jiménez, (1930), la Escoleta de Música del Colegio de Santa Rosa de Santa María, es la primera de América. Ya que el canónigo Francisco Xavier Vélez de Guevara, a su muerte, legó al colegio la cantidad de cuatro mil pesos a condición tener en esta Escoleta a dos maestros, como mínimo, peritos en el arte de la música para impartir tal enseñanza.  Fue él el fundador de dicha escuela. Su mayor esplendor fue de 1767 a 1783,  el colegio superó después varias crisis, pero ahí quedan los nombres de los grandes profesores de Las Rosas, como fueron Cipriano José González de Aragón, maestro de órgano.  José María Rivero, maestro de canto y música. Francisco Téllez de la Bárcena, profesor de música, José de Echeverría, José de Alfaro…

 

Sin dejar de lado grandes compositores, como Francisco Moratilla, Rodil y Sarrier, entre otros muchos. Igualmente podríamos enumerar alumnas de música que sobresalieron a las que llamaban “rositas”.También quedaron muchas partituras en el archivo y 64 obras completas y varias incompletas que abarcaban diferentes géneros, como misas cantadas, arias, coplas, motetes, oberturas, dúos, coloquios…Bernal Jiménez fue muy criticado al llamar a Las Rosas, el primer conservatorio de América, pero así lo confirman los hechos. Después todo siguió siendo difícil, pero mantuvo siempre su espíritu musical a pesar de sus muchas historias. Dedicaremos otro espacio a esos niños cantores de Morelia.

 

Hay una leyenda, entre las muchas  que existen de este lugar, que no puedo pasar por alto.Dicen que en el patio del colegio, en su jardín, había una legión de traviesos duendes, habitaban entre helechos y plantas que las monjas cuidaban. El padre capellán quería eliminarlos a todos, pero eran tan atrevidos que destrozaban las plantas, arrancaban de cuajo las cebollas y no dejaban las flores en paz. Estos duendes se adueñaban de todo y decidieron no dejar dormir a las monjas. Todas las noches hacían travesuras por los pasillos.
¿Qué hacían? Escrito quedó en los anales del convento. Saqueaban la despensa a su antojo y medida. Ruidos y más ruidos… La Madre superiora se levantó una noche enfadada para enfrentarse a los diminutos alborotadores. Según nos cuenta don Francisco Alcocer Sierra, gran estudioso de leyendas, “seis ridículos enanitos llevaban en hombros una enorme conservera de Talavera de la Reina, rasada de añeja tirilla de durazno que se habían robado de la alacena”. Todo era una orgía de chocolates, naranjas, guayabas, turrones y hasta vino de membrillo que las monjitas habían elaborado para los momentos especiales. La Madre Superiora, como os decía, se lanzó a la persecución y atrapó a uno de los duendecillos… Había pensado bañarlo en agua bendita para que Dios lo purificara o lo castigara a su antojo. Pero el duendecillo, muy listo él, pidió clemencia a la Madre y le dijo que si lo dejaba libre, él y todos los duendes del convento, en vez de destrozarlo todo, lo iban a cuidar con mucho esmero, sobre todo el jardín y la huerta. La Madre Superiora, que era un pedazo de pan, de buena persona, se sintió emocionada por las palabras del duende y lo perdonó. Se acercó a la noria del pozo y lo dejó caer para que quedara libre para siempre. Desde entonces, se comentó por Morelia, que aquel pozo, que todavía existe, tiene un agua muy dulce, muy cristalina y hasta le atribuyen algunas propiedades medicinales.  “El pozo del duende” se hizo popular, sobre todo porque nunca más molestó a las monjitas, ni él ni su numerosa familia. Por el contrario cada día alejan de este lugar las malas energías y siempre, siempre que yo lo he visitado, hay alguna rosa fresca y es que los duendes, por si no lo sabías, son muy agradecidos y cumplen su palabra. Casi puedes verlos mientras escuchas la música de los alumnos y contemplas el jardín del primer Conservatorio de América.


18 comentarios:

  1. Mi querida Julie: No tenía conocimiento de la existencia de Morelia y mucho menos que fuera una capital de la música. La información que das sobre la historia del primer conservatorio es interesantísima y me ha chocado aquello de que pedían pureza de sangre.

    La leyenda, una preciosidad llena de encanto.

    Gracias por todo lo que me enseñas siempre, Julie.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  2. Estupenda la labor de documentación que has has hecho y el aderezo final de la leyenda le pone un magnífico broche.

    Y las fotos maravillosas, leerte y ver esas fotos te aseguro que es un auténtico placer y, una vez más, te dan ganas de ir.

    Como a Nacida en África me ha chocado lo de la "pureza de sangre".

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Malena y María, lo de "pureza de sangre" tenemos que trasladarnos a la época, el colegio, entonces lo administraba un grupo de oficialas, que eran o utilizaban las directrices de superioras de clausura regular. Por entonces la enseñanza de la doctrina cristiana y labores de la mujer estaban basados no sólo en la moral, también vemos que miraban mucho lo de las clases sociales. Había que especificar el motivo del ingreso en el colegio y asegurar el pago del pupilaje. Es lamentable pensar que en aquella época, cuando se miraba tanto el apellido y el linaje ocurrieran estas cosas. Pero pensemos que el Colego ha tenido muchas épocas y hubo una, de las primeras,cuando se fueron las monjas, en que estuvo este lugar dedicado al recogimiento para Mujeres Licenciosas y poco Recatadas, con el fin de educarlas. Existen muchos contrastes históricos a lo largo de la historia de este lugar. A mi también me llamó la atención lo de "pureza de sangre" pero así lo atestiguan las crónicas de este lugar.

    ResponderEliminar
  4. Siempre tan interesante, merece la pena leerlo con atención.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola y buenas noches...

    Una historia encantadora.. gracias por compartirla.. Un abrazo de bellos sueños

    ResponderEliminar
  6. Adoro leer las histórias, me quedo maravillada con tanto y mucho saber que adquiro acá. saludos mi querida Julie.(Compriendo mejor que lo escribo hehe).

    ResponderEliminar
  7. The narrative is exciting and wonderful "music school"!!!!
    The myth very interesting!
    Thank you my beloved friend Julie, I learn so great informations!
    Many greetings and kisses
    Have a beautiful month!

    ResponderEliminar
  8. infinitas gracias por concedernos el honor de ser conocedores de tan bella historia y cual más leyenda, esta amiga asturiana te manda un besin muy muy grande y te desea con todo cariño feliz fin de semana princesa.

    ResponderEliminar
  9. Olá Julie querida!
    Prazer enorme conhecê-la! Feliz com sua visita ao meu blog.
    Quero dizer que suas maravilhosas palavras de força, coragem, e tão cheias de luz, foram um alento para o meu coração, me encheram de conforto e de paz!
    Obrigada amiga, pelo seu apoio e carinho.
    Adorei a frase de Tagore... linda, e profunda!!!
    Parabéns pelo blog!!... Muito interessantes seus posts sobre o México, fiz uma viagem através dessas belíssimas imagens e textos, e pude conhecer um pouco da história e da cultura desse lindo país.
    Virei sempre visitá-la.
    Um grande beijo!

    ResponderEliminar
  10. Hola mi querida ,
    que placer visitar tu rincon y aprender de la cultura del Mexico.Me gusta mucho la leyenda del pozo cuento encanto y magia.Eres una persona muy preciosa gracias por compartir toda esta belleza.miles besitos.

    ResponderEliminar
  11. No sabía que la ciudad antes hubiera recibido el nombre de Valladolid. Un increíble trabajo de documentación para narrar esta fantástica entrada. Te sigo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Querida Julie pasa por El Sentir del Poeta hay un Mimo para ti, recíbelo con todo mi cariño, Gracias por estar.
    El Premio es “Blog Amigos de Oro”,
    Besitos para ti querida amiga, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  13. Has hecho querida amiga con este blog de México tan hermoso. Que lleve a este país en el corazón sin nunca haber estado allí. Así que imagínate qué poder tan grande tienes querida poeta.
    Feliz Semana!!!

    ResponderEliminar
  14. Julie querida, sempre fui apaixonada pelo México, sem conhecer, seguir teu blog, me aproxima muito desse país que admiro, amo as cores e as paisagens, um dia pretendo conhecer as pessoas desse lugar mágico, por enquanto, estou a preparar-me com teu ensinamento magnifico e cada vez mais, aumenta minha paixão pelo México. beijos, amiga y muchas gracias por todo.

    ResponderEliminar
  15. holaa .!! amm graciias x cmpartir esto(: Qeria hacerle una pregnta; mi papa me conto una leyenda acerca del acueducto de morelia y me pregntaba si la sabia, m la conto hce cerca de 10 años yo era muy peqeña y no la recuerdo. Ya no pdo preguntarle porqe acaba de fallecer, ahora intento escribir un libro y m gstaria sabeer si usted sabe esa leyenda.. Le dejo mi correo, spero pda ayudarme, se lo agradecere.(:
    jazmin12_36@hotmail.com.
    Saludos(:

    ResponderEliminar
  16. very beautiful! Have a relaxing weekend!

    ResponderEliminar
  17. JULIE, Se nota indudablemente tu amor por este pueblo, pero es un afecto que se nutre de su cultura y nos la enseña, que ha aprendido a conocerle a través de su parte positiva y todo lo que ella también ha aportado al mundo hispano a lo largo y ancho de América y más allá del mismo, ya que es un referente cultural muy importante.
    Esta muestra que nos dejas quizá para ti que lo conoces, no sea lo suficiente amplia y sí lo sea para nosotros que nos acercamos a tu blog y nos sorprendemos con admiración y agradecimiento por todo lo que nos dejas en el mismo. Creo que tiene un mérito enorme dar a conocer a un pueblo y sus valores culturales que en suma es la esencia del espíritu de los mismos, al margen de las gentes que por alguna razón han hallado erróneamente otros caminos para dañar la imagen real de lo que g. a Dios es evidente y lo enaltece.
    Me encanta cómo se toman la muerte aunque pareciera frívolo no deja de ser ella el sostén de la carne que se pudre y evapora y se convierte en nada antes que sus huesos al desnudarles, si la llevamos encima.

    Un abrazo, Julie, gracias por tanto como das a quienes te visitan en este blog.

    Elisa

    ResponderEliminar
  18. Conservatorio de Las Rosas
    Pero fue hasta mediados del siglo XX que se convirtió en la Escuela Superior de Música Sacra, y ahora la conocemos como Conservatorio de las Rosas.

    Conservatorio nacional. se fundaron organizaciones tales como la Academia Filarmónica Mexicana, por José Mariano Elízaga, la Escuela Mexicana de Música, por Joaquín Berinstain y Agustín Caballero, y la Academia de Música de la Gran Sociedad Filarmónica de México, por Antonio Gómez, quien tuvo como modelo el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, después estos personajes y muchos otros más fundaron la Sociedad Filarmónica Mexicana, quien más tarde tendría miembros tan reconocidos cómo Franz Liszt, y cuyo propósito fundamental sería el establecer un Conservatorio. Es así, como 1 de julio de 1866, se hace la solemne inauguración de cursos de esta institución, teniendo como planta docente a solamente 14 maestros.

    ResponderEliminar

No te vayas sin decir lo que piensas. Muchas Gracias!